El proyecto tiene un costo cercano a los mil millones de pesos y contempla 2 mil 950 metros cuadrados como área de fosas comunes; 7 mil 400 sepulturas; y un total de mil 600 nichos.

Existe un terreno de tres hectáreas comprado por el municipio para esos fines, el que se encuentra emplazado a un costado del cementerio particular “Parque las Rosas de Puerto Varas” (ex camino viejo a Llanquihue). En este sentido, la directora de Secretaría de Planificación Municipal lacustre (SECPLA), Carolina Prat, dijo que esta administración le ha dado prioridad uno a esta millonaria obra.

Actualmente, el proyecto se encuentra en la etapa del diseño a cargo de una consultora, en estos momentos se encuentra en revisión en el Servicio de Salud de Reloncaví y se espera que la etapa de consultoría sea entregada a fines de este año.

Posteriormente, se realizará la descripción del modelo de gestión o reglamento de funcionamiento del cementerio, el cual debe ser estudiado, redactado y aprobado por el Concejo Municipal.

Luego, vienen la etapa de formulación de proyecto para presentarlo al Ministerio de Desarrollo Social y que ingrese al Banco Integrado de Proyectos de esta cartera. Finalmente se buscara obtención del RS (Resolución Satisfactoria) y el financiamiento en el Consejo Regional (CORE).

La ejecución de este proyecto está presupuestada para el año 2015 y contempla área administrativa, capilla, velatorio y vivienda del cuidador, estacionamientos, área de memorial, plazas de acceso, plaza central, una laguna artificial.

En este sentido, el alcalde de esa comuna, Álvaro Berger, explicó que este es un proyecto es muy esperado por los puertovarinos y que a la hora entregar plazos de su ejecución se debe ser muy responsable.

“Este es un proyecto muy sentido por la comunidad, desde el punto de vista de salud pública, pero que tiene que ver ?además- con aspectos más profundo que eso, es el lugar en donde descansan los restos de nuestros difuntos, es por ello que hay que tener mucho respeto y responsabilidad a la hora de hablar de este proyecto. Como municipio hemos estado trabajando en esta materia acuciosamente, se ha realizado participación ciudadana con los credos evangélicos, católicos y luteranos, pero además, se debe generar las condiciones para que sea un reducto amigable con el medio ambiente y que respete la línea arquitectónica de la ciudad”, señaló el alcalde Berger.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here