Brittany Maynard, la joven estadounidense de 29 años enferma de un cáncer terminal que planea acabar con su vida el 1 de noviembre y que defiende el derecho de enfermos terminales de morir cuando decidan, ha difundido este miércoles un nuevo y emotivo vídeo, en el que confirma su decisión de terminar con su vida, pero en el que reconsidera la fecha para hacerlo.

A menos de dos días de la muerte que planeó, Brittany Maynard ha publicado otro vídeo en el que defiende de nuevo su derecho a tener una muerte digna, pero donde afirma que “ahora no parece ser el momento indicado” para ella.

“Si llega el 2 de noviembre y he muerto, espero que mi familia todavía esté orgullosa de mí y de las decisiones que tomé”, confiesa en el inicio del vídeo difundido por ‘Compassion & Choices’ (‘Compasión & Elecciones), una ONG pro-eutanasia que defiende el suicidio asistido como una opción para pacientes terminales como ella, y que busca una legislación nacional para la muerte misma. “Y si llega el 2 de noviembre y todavía estoy viva, sé que simplemente vamos a seguir avanzando como una familia, llenos de amor los unos por los otros y que esa decisión llegará más adelante”, asegura la joven muy emocionada.

Tras ser diagnosticada de un tumor cerebral hace menos de un año -momento en el que le dieron seis meses de vida- la joven anunció que llevaría a cabo un suicidio asistido, para lo que se trasladó al estado de Oregon, uno de los pocos en Estados Unidos que permite la eutanasia.

“Cuando la gente me critica por no haber esperado más tiempo, o, ya saben, todo lo que ellos han decidido que es mejor para mí, me duele porque realmente me arriesgo todos los días, todos los días que me despierto”, prosigue Maynard en el vídeo.

APROVECHA CADA DÍA TODO LO QUE PUEDE
La joven explica que retrasa la fecha de su muerte porque todavía se siente con energía. “Y lo hago porque todavía me siento lo suficientemente bien, y todavía tengo suficiente alegría, y todavía río y sonrío lo suficiente con mis amigos y familia, así que no
parece ser el momento adecuado justo ahora”, manifiesta entre sonrisas. “Pero va a llegar porque siento que cada vez esto y más enferma. Sucede cada semana”, añade.
“Todavía salgo y hago lo que puedo, camino con mi familia, mi marido, mis perros y otras cosas que me dan las sensaciones de salud que tengo en estos días, pero realmente desde el 1 de enero, que fue cuando me diagnosticaron la enfermedad, parece que cada vez me pongo peor, aunque creo que es lo que pasa cuando tienes una enfermedad terminal, que cada vez estás más enferma”, cuenta.

Sin embargo, a pesar de su sorprendente vitalidad, Maynard confiesa que “lo peor” que le puede pasar es que “espere demasiado tiempo” porque está intentando “aprovechar cada día”, aunque “de alguna manera” haya perdido su autonomía por la enfermedad,
debido a la naturaleza del cáncer.
Maynard relata en el vídeo uno de los peores episodios que sufrió, al que califica de “terrorífico”, días antes de hacer esta última grabación. Después de sufrir dos convulsiones, fue incapaz de pronunciar el nombre de su marido. “Sé que este es mi marido pero no puedo decir su nombre”, sintió en ese momento.
“Creo que a veces la gente me mira y piensa ‘bueno, no te ves tan enferma como dices que estás’, cosa que me duele escuchar, porque cuando estoy teniendo un ataque de convulsiones y después no puedo hablar, ahí es cuando siento lo enferma que estoy”, manifiesta.
En el momento más emotivo del vídeo, la joven rompe a llorar al imaginar cómo le gustaría que fuera la vida de su familia después de que ella muera. “Si todos mis sueños se volvieran realidad, de alguna manera sobreviviría a esto, pero muy probablemente no suceda. Entonces, más allá de eso, como hija única de mi madre, quiero que ella se recupere de todo esto y que no caiga, que no sufra depresión. Y mi marido es un hombre tan adorable, quiero que sea feliz, quiero que tenga una familia.

Sé que ahora nosotros lo somos, pero no quiero que viva el resto de su vida extrañando a su mujer, quiero que siga adelante y sea padre”, afirma.

UNA FAMILIA QUE LE APOYA

En el vídeo, también aparecen las palabras de la madre de Maynard, Debbie Ziegler, y de su marido, Dan Diaz, con las que muestran su apoyo incondicional a la decisión de la joven.

“No es mi deber decirle cómo tiene que vivir y no es mi deber decirle cómo morir. Mi trabajo es amarla durante este proceso”, señala la madre. Por su parte, el esposo de Brittany Maynard confiesa que ambos están siguiendo con su vida “día a día” porque “es la única manera de pasar por esto”. “Si quitas todo lo material, todo el sinsentido al que parecemos estar agarrados como sociedad, te das cuenta de que estos momentos son los que realmente importan”, aclara.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here