La subsecretaria de Transportes, Gloria Hutt, junto a las jefas de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, Francisca Yáñez y de Fiscalización, Paula Flores, dio a conocer los resultados de un estudio realizado por Conaset respecto de la baja de fallecidos desde la promulgación de la ley que hizo obligatorio el uso del cinturón de seguridad en buses interurbanos.

La reducción de decesos llega al 73% al comparar el período comprendido entre mayo del 2010 a abril del 2011 (60 muertos), y mayo de 2012 a abril de 2013 (16 muertos).

De acuerdo a los controles hechos por el Programa de Fiscalización, la cantidad de infracciones a pasajeros por no usar el dispositivo bajó, y se incrementó progresivamente la cantidad de controles en este sentido, ya que durante este 2013, y hasta el mes de septiembre, se contabilizó una tasa de rechazo que llega a 1,2%.

Otra de las cifras entregadas fue que desde abril de 2011, fecha de promulgación de esta ley, el Programa de Fiscalización incrementó progresivamente el número de controles dirigido a los pasajeros de buses, contabilizando a la fecha más de 3.700 citaciones por este motivo.

La Ley 20.508 que obliga el uso del cinturón de seguridad en buses interurbanos, fue promulgada en abril de 2011, cuyo no cumplimiento se considera una falta grave que puede implicar para el pasajero el pago de una multa de hasta 1.5 UTM.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here