Víctima de un paro cardio respiratorio, dejó de existir esta mañana en la capital del país la menor Jazmín Abarca Maldonado de apenas 4 años de edad. La niña frutillarina necesitaba con urgencia un trasplante de hígado, debido a su delicado estado de salud, producto de la enfermedad al hígado que la aquejaba.

La información la dio a conocer su abuela, María Maldonado, quien se mostró impactada y destrozada por el deceso de su nieta quien recordó que ella se había hecho todos los exámenes de compatibilidad para ser la donante del hígado que se necesitaba su nieta, pero –dijo- “lamentablemente no se pudo concretar”.

La situación de la niña era dramática, porque la doctora que la atendía en el Hospital Calvo Mackenna había asegurado a principio de año que la niña no tenía más de seis meses de vida, sin un donante que cediera ese órgano.

La mejor Jazmín Abarca vivía con su madre y padre en una vivienda que arrendaban en la comuna de Cerro Navia.

El deceso de la menor Jazmín Abarca causó gran conmoción en la comuna de Frutillar, donde se habían realizado una serie de actividades a beneficio para ayudar a costear los tratamientos médicos que permitieron mantener con vida a la niña.

La abuela de la menor informó que los restos de Jazmín Abarca serán trasladados por sus padres a Frutillar dentro de las próximas horas para ser velada y sepultada en su tierra natal.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here