El ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez , inauguró 206 viviendas en San Francisco de Mostazal, Región de O’Higgins, y concluyó una gira en las regiones del Biobío y Maule, en las que entregó 667 viviendas e inspeccionó la construcción de otras 204 casas.

“Hace apenas cuatro años, la desolación reinaba en los hogares de mil localidades afectadas por la catástrofe del 27F, pero hoy la reconstrucción es una realidad para las 195 mil familias que viven en sus nuevas casas, y para las 26 mil que ven cómo se construyen sus viviendas, lo que nos da un avance del 94%”, dijo el ministro Rodrigo Pérez, quien estuvo acompañado por el seremi Jorge Silva y el director del Serviu Raimundo Agliati.

Según el último reporte de enero, de las 222 mil viviendas comprometidas por el Presidente Piñera a las familias afectadas en las seis regiones afectadas, el 88% está terminado (195 mil viviendas), el 11,6% está en plena construcción (26 mil viviendas) y restan por iniciar los trabajos del 0,4%, equivalente a mil viviendas.

En la Región de O’Higgins, en tanto, están entregadas y habitadas por las familias 21 mil viviendas (80%), 5 mil (19%) están en construcción y sólo restan 260 obras (1%) por iniciar.

El Secretario de Estado destacó la incorporación de paneles solares a las viviendas del proyecto Las Pircas I y II entregadas hoy, lo que permitirá a las familias ahorrar en hasta un 60% el consumo energético.

Las casas están diseñadas en dos tipologías de 45,11 y 45,61 metros cuadrados, ampliables a 56,93 y 55,96 m2, respectivamente. Las viviendas de un piso cuentan con dos dormitorios, baño, cocina y sala de estar, y las de dos pisos poseen dos dormitorios y un baño en el segundo nivel, sala y cocina en el primero.

El conjunto tiene una sede social de 77,90 m2, un área verde de mil 740 m2 equipada con mobiliario urbano, estaciones de juego y deporte. La inversión total del proyecto fue de $2.900 millones y su construcción se inició en enero del 2013.

El titular del Minvu, además, destacó la reconstrucción patrimonial que se realiza en la región, la que ha preservado la identidad cultural de muchas localidades y también las redes sociales, familiares y laborales de las familias. También recordó la reconstrucción de localidades emblemáticas como la villa Cordillera, en Rancagua, donde 2 mil familias vivían hacinadas y hoy disfrutan de amplios departamentos y viviendas dignas, con un nuevo parque, plazas, sede social, juegos infantiles y espacios públicos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here