“Ella volvió a nacer”. Así definió Juan Sepúlveda el estado de su mujer Paulina Pacheco, que el miércoles recibió un trasplante de hígado, luego de dos semanas de espera como ‘prioridad nacional’ debido a su grave estado de salud.

El Ministro de Salud, Jaime Mañalich, acompañado por el director del Hospital Clínico de la Universidad Católica, Ricardo Rabagliatti, visitaron el fin de semana a la paciente, que está recuperándose en la Unidad de Cuidados Intensivos del establecimiento.

Paulina Pacheco –que estaba embarazada de 4 meses- inició sus problemas de salud en Talca a principios de enero y debido a su progresivo agravamiento y una brusca falla de su hígado fue trasladada a Santiago. Su estado siguió empeorando, al punto que perdió a su guagua, y ella entró en un estado de riesgo vital. La única alternativa era un trasplante de hígado, que demoró dos semanas en concretarse.

Por su parte, el director del Hospital UC informó que “en estas primeras 72 horas la situación está bastante controlada. Ella está en buenas condiciones, despierta, orientada, colaboradora, y todos sus indicadores están evolucionando de manera favorable”.

La pareja de la paciente, Juan Sepúlveda, agradeció públicamente tanto a los profesionales del Hospital de Talca como a los de la Universidad Católica por el apoyo y dedicación a este caso, y también reconoció el valioso gesto de la familia del donante de Rancagua, que permitió salvar la vida de Paulina.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here