(Reuters).- Legisladores republicanos y demócratas veían este miércoles señales esperanzadoras para poner fin al estancamiento político, ya que miembros de ambos partidos propusieron la posibilidad de un incremento de corto plazo en el límite de la deuda para ganar tiempo para negociaciones de fondo sobre el presupuesto.

El ligero cambio de tono fue apoyado por una columna del jefe de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien instó a un fin negociado al estancamiento pero no mencionó las demandas republicanas de relacionar cambios en la ley federal de salud con los fondos para el Gobierno.

“En este momento necesitamos alcanzar un terreno común”, escribió Ryan, nominado republicano para vicepresidente en las elecciones del 2012, en el diario Wall Street Journal.

“Necesitamos abrir el Gobierno federal. Necesitamos pagar las cuentas hoy y asegurarnos de que podremos pagar las cuentas mañana. Así que negociemos un acuerdo para hacer reformas modestas a los programas de subsidios y al código tributario”.

El martes, el presidente Barack Obama y el líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, intercambiaron acusaciones por la situación.

Obama criticó a los republicanos por amenazar con un caos económico y dijo que conversaría sobre cualquier tema, incluida la ley de salud, si los republicanos reabrían el Gobierno y elevaban el límite de endeudamiento, incluso en el corto plazo.

Boehner, en tanto, acusó al presidente demócrata de buscar una “rendición incondicional” de los republicanos en negociaciones presupuestarias y afirmó que debía haber alguna concesión de parte de la Casa Blanca.

Pero otros republicanos han mostrado disposición para un acuerdo a corto plazo si se genera un marco para las negociaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here