Pescanova, empresa matriz de la quebrada PescaChile, ha logrado la prórroga hasta el 3 de marzo de la venta de su filial en nuestro país como parte de su estrategia de valorización de la compañía.

A pesar de estos esfuerzos, un informe de la banca acreedora de la firma gallega contempla la posibilidad de desprenderse de los activos de PescaChile, además de las operaciones acuícolas de Portugal (Acuinova Portugal) y Guatemala (Nova Guatemala), por considerarlos un lastre económico, debido a su elevado endeudamiento.

La multinacional gallega vendió su participación en la empresa filial australiana, Austral Fisheries, a finales del 2013, y mantiene tensas negociaciones desde hace dos meses con la administración concursal de PescaChile liderada por el síndico de quiebras Herman Chadwick para evitar la enajenación de sus activos acuícolas, donde estarían en carrera la canadiense Cupquelan, la noruega Marine Harvest e inversionistas encabezados por Econsult, según consigna el diario Estrategia.

Precisamente por la importancia de la operación de su unidad chilena en Pescanova (el 30% del EBITDA del grupo), la compañía habría conseguido garantías por parte de los acreedores de que el proceso de venta se mantendrá en pausa hasta el 3 de marzo, fecha en que tendrá que formular una propuesta de convenio.

Ese es el trato alcanzado, según consignan medios españoles, aunque una de las filiales salmoneras, Acuinova, también en concurso de acreedores, ya ha sido valorada en más de 100 millones de euros para su puesta a la venta, esto es cerca de US$140 millones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here