El Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar) resolvió prohibir la extracción de mejillones en el polígono Redondela A -en la ría de Vigo- desde ayer, debido a la existencia de la toxina lipofílica.

La autoridad decidió cerrar uno de los polígonos de bateas de Redondela debido al alto nivel de toxicidad de la marea roja que afecta la zona desde hace varios días.

En la actualidad, existen seis áreas disponibles; dos en Vilagarcía, una en Cambados y otras tres en la villa de los acueductos, informó la agencia Europa Press.

Este verano español fue muy complicado para la mayoría de los productores de mejillón de Galicia, y a esto se sumó que la apertura de los polígonos duró sólo un mes, porque la marea roja obligó a los científicos de Intecmar a cerrar casi todas las áreas de la costa en varias fases.

Desde principios de octubre, solo el medio centenar de viveros de mejillón que fueron cerrados ayer estaban operativos en O Morrazo, informó el diario Faro de Vigo.

En la zona trabajaban apenas ocho embarcaciones, propietarios de las plataformas y diferentes cooperativas de mejilloneros.

Por otro lado, el sector hizo pública su inquietud por la desconfianza que manifiesta Italia por el mejillón oriundo de Galicia. Al respecto, el Gobierno gallego reconoció el bloqueo de una partida de bivalvo enviada al país vecino.

Según explicaron desde la Consejería del Mar, las autoridades italianas querían devolver producto extraído de un polígono de bateas que generó una de las seis alertas sanitarias provocadas al detectarse toxina lipofílica en mejillón gallego, informó el diario La Voz de Galicia.

“Ahora ese polígono está abierto, está autorizada la extracción, y el mejillón que se ha enviado al mercado está en perfectas condiciones para ser consumido”, afirmó la autoridad.

Fuente: Fis.com

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here