“El Papa Francisco es jefe de Estado y además líder moral. Cuando vinieron Bush, Clinton y Obama, ¿alguien en Chile levantó el dedo para saber cuál fue el costo? Esto es una hipocresía. Es una gran hipocresía”.
Con estas palabras se refirió el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami a la polémica por el costo de la visita que el Papa Francisco realizará a Chile en enero próximo. El presidenciable agregó: “El Papa Francisco es un jefe de Estado. Si quieren discutamos la disolución del Estado Vaticano, buen debate, pero cuando un jefe de Estado invita a otro jefe de Estado, paga el que recibe. Por lo tanto es completamente normal que el Estado de Chile pague la visita de los jefes de Estado”.
Enríquez-Ominami agregó: “Cuando vinieron Bush, Obama y Clinton yo no escuché ninguna polémica sobre el costo para Chile de la visita de los dueños del mundo, aunque se paralizó la ciudad. Otra discusión es si Chile debe –el Estado, nosotros– pagar las misas que se hagan del Papa Francisco. Su doble condición de líder moral debe debatirse”.
“Como jefe de Estado mantendré políticas de Estado, invitaré a jefes de Estado a Chile”, aseguró Enríquez-Ominami. “A Chile le hace bien que venga el presidente de China, el mayor comprador del mundo, el que más nos compra cobre. ¿Quién paga la seguridad de de Xi Jinping en Chile? No la paga él, la paga el Estado que recibe”, agregó.
“A mí no me gusta el despilfarro de dinero, pero a la misma hora que a algunos no les gusta que venga el Papa Francisco, también levanten el dedo cuando vino Bush, probablemente uno de los presidentes más asesinos del Planeta. Bush fue responsable de la guerra más cruenta que conozcamos en los últimos años. Calma, prudencia y responsabilidad”, añadió.

Cementerio Parque Esperanza

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA