(AFP).- Una veintena de inspectores internacionales encargados de lanzar la operación de desmantelamiento de las armas químicas del régimen de Bashar al Asad entraron este martes en Siria por el puesto fronterizo de Masnaa.

Estos inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), encargados de aplicar una resolución de la ONU sobre la destrucción del arsenal químico sirio, cruzaron la frontera a bordo de vehículos todoterreno blancos.

Las autoridades sirias proporcionaron el 19 de septiembre una lista de los lugares de fabricación y almacenamiento de armas químicas que deben ser inspeccionados en 30 días en virtud de un acuerdo ruso-estadounidense.

 

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here