(EFE).- Los ciclones tropicales no están dando tregua a México, con nuevas amenazas y tragedias que han dejado hasta ayer 80 muertos, muchas comunidades aisladas y decenas de miles de personas que han tenido que ser evacuadas.

“No esperábamos esta magnitud de tormentas”, afirmó  en una rueda de prensa Luis Walton, alcalde de Acapulco, una ciudad en la que se han sentido especialmente los efectos de las fuertes lluvias registradas desde el pasado fin de semana.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here