Guillermo Morales
Weitzler

En Groenlandia fueron encontrados los restos del motor del Airbus A380-800 de Air France los que se desprendieron el pasado 30 de septiembre, cuando la aeronave viajaba a la ciudad de Los Ángeles en Estados Unidos, procedente desde Paris.

Cementerio Parque Esperanza

De acuerdo a información entregada por la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA in francés), el hallazgo tuvo lugar el pasado 6 de octubre.

El A380 transportaba a 497 pasajeros y 24 miembros de la tripulación entre el Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle (CDG) hacia el Internacional de Los Ángeles (LAX), cuando aproximadamente a 37.000 pies de altitud y a unas 200 millas náuticas al sureste de Nuuk, Groenlandia, sufrió del desprendimiento de la parte exterior del motor número 4 restos que impactaron contra el fuselaje del avión, generando alarma entre las personas a bordo.

La tripulación decidió desviar el vuelo a Groose Bay, una Base de la Fuerza Aérea Canadiense y que también está habilitada para operaciones civiles. La aeronave logró aterrizar 2 horas más tarde de haberse declarado en emergencia.

Según testigos, en el momento del desprendimiento del fan y parte del cowling, se escuchó un fuerte ruido seguido de vibraciones. Al momento del aterrizaje de emergencia, el equipo de emergencia de Groose Bay, detectó fuga de fluidos hidráulicos, los cuales son vitales para el control de la aeronave.

DEJA UNA RESPUESTA