Guillermo Morales
Weitzler

 

Cementerio Parque Esperanza

Con el fin de garantizar la seguridad de los estudiantes y promover la contratación de servicios inscritos en el Registro Nacional de Transporte Escolar (Renastre), Carabineros de la Prefectura de Llanquihue y el equipo regional del programa de fiscalización del MTT, inspeccionaron minibuses escolares, asegurando que estos cumplen con las exigencias  documentales y mecánicas exigidas por ley.

La actividad, en la que participaron asociados a la Federación de Transporte Escolar de la Región de Los lagos, se realizó en el frontis de la Gobernación Provincial de Llanquihue y fue encabezada por la gobernadora Leticia Oyarzo, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Nicolás Céspedes, su par de Educación, Claudia Trillo, y el mayor Marcelo Salas de la Prefectura de Carabineros de Llanquihue.

Las autoridades llamaron a los padres y apoderados a contratar transporte escolar vigente en el Renastre, a verificar si los conductores están inhabilitados para trabajar con menores  y a colaborar en la fiscalización de este servicio.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Nicolás Céspedes, reconoció el trabajo que han realizado los transportistas escolares para cumplir con las exigencias impuestas por el MTT, lo que ha redundado en mejorar las medidas de seguridad y la calidad del servicio. Por lo mismo, llamó a los padres a no ocupar transportes “piratas”. “Los furgones que hoy no se encuentran en el registro. El año pasado se identificaron poco más de 300 en la región. Eso es preocupante. Como papá no puedo ahorrarme cinco mil o diez mil pesos para que mi hijo viaje en un vehículo que no está en el Renastre. Es muy importante que los papás tomen esa conciencia y se hagan cargo de la responsabilidad que tienen con sus hijos”.

La seremi de Educación, Claudia Trillo insistió en el rol de los padres, apoderados y sostenedores como fiscalizadores y además llamó a la comunidad escolar a respetar los estacionamientos destinados a los microbuses de escolares y “también un llamado a los apoderados y a toda la comunidad a respetar los espacios que están dados para los transportes escolares para que se estacionen  y lo niños puedan trasladarse, bajar y subir del furgón de manera segura. Sabemos que parten las clases y hay una gran congestión y hay toda una adecuación a este cambio que comienza el 5 de marzo. Por lo tanto, respetar los espacios y también todo lo que tiene que ver con seguridad debe ser una preocupación. Esta es una tarea de todos, es un compromiso de todos, como gobierno lo estamos haciendo, pero también creemos en el rol fiscalizador de cada una de las familias”.

El mayor Marcelo Salas de la Prefectura de Carabineros de Llanquihue junto con informar que los transportistas que fueron parte de la inspección recibirán el sello verde pues tanto los vehículos como los conductores cumplen con todas las exigencias legales impuestas a quienes prestan este servicio, insistió en el rol de los padres a la hora de elegir un microbús para el traslado de sus hijos. “Los padres cumplen con el 50 por ciento y las autoridades con el otro 50 por ciento, pero los padres deben hacer esta fiscalización todo el año. Un llamado también a los conductores que concurren a los colegios y a los establecimientos educacionales para dejar a sus hijos, que respeten la velocidad máxima frente a un colegio. Recordemos que la Ley de Tránsito dispone de un máximo de 30 Km. por hora, esté o no señalizada. Así que a cuidar a los niños”.

¿Qué deben exigir los padres al elegir un servicio de Transporte Escolar?

Además de verificar que el vehículo se encuentre inscrito en el Renastre, los padres y apoderados deben asegurarse de que:

  • El vehículo tenga su documentación vigente y al día: certificado de inscripción en RENASTRE, revisión técnica, certificado en emisiones contaminantes, permiso de circulación y seguro obligatorio.
  • La documentación mencionada debe portarse en el vehículo. En el caso del certificado de inscripción en el Registro Nacional de Transporte Escolar, en este debe informarse el o los nombres de los conductores autorizados, así como la identificación de los acompañantes adultos en caso que se traslade a más de 5 niños de pre-básica.
  • El vehículo de transporte escolar debe contar con cinturón de seguridad si el año de fabricación es del 2007 en adelante y no necesariamente debe ser color amarillo, ya que también está permitido los de color blanco y otros colores, dependiendo del peso bruto que tenga el vehículo.
  • Debe estar identificado con un letrero que diga “Escolares”, el que debe estar ubicado en el techo del vehículo, o en el costado inferior derecho de la luneta o ventanas posteriores y también en la parte inferior de una de las ventanas laterales del vehículo, en ambos costados de este (dependiendo del peso bruto vehicular).
  • Debe poseer una luz estroboscópica sobre la parte trasera del techo o bien una cinta retro reflectante alrededor del vehículo debajo de la ventanas (dependiendo del peso bruto vehicular).
  • La capacidad máxima de niños que puede transportar debe estar indicada al interior del vehículo y no deberá exceder a lo señalado en el Certificado de Revisión Técnica.
  • Todos los asientos deben estar dispuestos mirando hacia adelante.
  • Antigüedad máxima para los vehículos es de 16 años (regiones XV, I y XII es de 18 años). En vehículos de transporte escolar que presten servicios a localidades rurales la antigüedad máxima permitida es de 18 o 22 años, dependiendo del pesaje del automóvil.

Respecto de los conductores y acompañantes:

  • El conductor debe poseer y portar licencia profesional clase A1 (ley 18.290 antigua) o clase A3 (ley 19.495 o ley 19.710).
  • En un lugar visible, al interior del vehículo, debe portar una tarjeta identificadora con fotografía y datos personales del conductor.
  • Por último, el apoderado puede revisar que el conductor y o acompañante no se encuentre en el registro de personas inhabilitadas para trabajar con niños. Para ello puede ingresar el nombre y Rut del conductor en www.screi.cl
  • Desde el año 2014 se elevaron las sanciones para los vehículos de transporte escolar que sean sorprendidos realizando el servicio sin autorización. Los vehículos son sacados de circulación y las multas oscilan entre los 120 mil a los 600 mil pesos.
  • Sillas de retención infantil: Respecto a la normativa que hace obligatorio el uso de sillas para el traslado de niños, la norma señala que esta obligación es para vehículos livianos, por lo que no entra en la normativa el transporte escolar

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA