El pasado sábado 1 de octubre –y por segundo año consecutivo- comenzó en todo el territorio nacional la veda biológica de la corvina. Desde el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) formularon un llamado a la comunidad a preferir otros productos del mar y cuidar este apetecido pescado que durante octubre y noviembre inicia su época de mayor reproducción.

En esa línea, el director regional del Sernapesca La Araucanía, Bernardo Pardo, donde se realizó el lanzamiento de esta campaña, dijo que esta veda responde a dos criterios: “Por una parte tenemos el período de máximo desove del recurso, y además el periodo donde los pescadores artesanales hacen mayoritariamente el esfuerzo pesquero. Y en función de eso, se establecen estos dos meses para detener su captura”.

Pardo añadió que la corvina reviste una gran importancia económica para la Región de La Araucanía, ya que es uno de los principales puntos de extracción de esta especie, siendo altamente demandado en ferias, pescaderías y restoranes, además de una de los recursos de mayor importancia para la pesca recreativa costera.

El principal destino de la corvina de La Araucanía es la Región Metropolitana, especialmente el Terminal Pesquero Metropolitano desde donde se distribuye a otros puntos de la zona. Otro tanto se comercializa en centros de consumo (restoranes, hoteles), y un porcentaje queda en las caletas del sur para venta directa.

Bajo esta medida, que se extenderá hasta el miércoles 30 de noviembre, queda prohibida su extracción, comercialización, transporte y almacenamiento.

Desde el Sernapesca, en tanto, enfatizaron que se intensificarán las fiscalizaciones a fin de evitar la pesca ilegal de este preciado recurso hidrobiológico.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here