El director del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), Stephan Jarpa, dio cuenta que durante 2013 hubo un explosivo aumento de notificaciones de Reacciones Adversas por Medicamentos (RAM), al comparar las 1.500 de éstas ingresadas a ese servicio durante 2010, con la proyección de 10.500 con que se espera cerrar este año, y por ello llamó a los usuarios a evitar automedicarse.

Jarpa sostuvo que las RAM son un problema prioritario para las autoridades del Ministerio de Salud, por lo que la Agencia Nacional de Medicamentos (Anamed) estableció y fortaleció durante estos últimos dos años una red de vigilancia que ha permitido desplegar esfuerzos en la prevención, detección precoz y tratamiento. Para ello, el organismo ha diseñado sistemas que contienen datos clínicos, analíticos y de utilización de procedimientos para identificar con mayor precisión.

En esta red participan aportando información los centros asistenciales, hospitales y clínicas de todo el país, tanto públicos como privados, y de todos los niveles de complejidad. A ellos se han sumado desde este año los centros de atención primaria y, una vez aprobada la ley de medicamentos y la ley que crea la Agencia Nacional de Medicamentos (Anamed), se podrán sumar las farmacias.

“Hacemos hincapié en lo poderosa que será esta red de vigilancia de medicamentos, en favor de la salud pública. Contar con este crecimiento sustantivo en las notificaciones de RAM significa una red activa, monitoreando permanentemente lo que está sucediendo en el país y que, en un trabajo coordinado, está respondiendo a las directrices de prevención y fortalecimiento de las tareas conjuntas para proteger la salud de la población”, expresó el director del ISP.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here