La diputada Cristina Girardi (PPD), autora y principal impulsora de la iniciativa, recordó que este proyecto ingresó a tramitación el año 2010 y encontró fuerte resistencia en algunos sectores. No obstante, dijo que “la evidencia que presentamos pudo más, ya que las razones esgrimidas por quienes estábamos a favor de prohibir el timerosal fueron más contundentes que las de los detractores”.

La parlamentaria agradeció a todos los legisladores que de manera transversal apoyaron el proyecto, y destacó la perseverancia de la Corporación Bioautismo que “desde el primer día apoyó la tramitación de la iniciativa”, con el único objetivo, indicó, “de lograr que en Chile se vacune con vacunas que no contengan un preservante que está hecho a base de mercurio y que daña la salud de nuestra población”.

En tanto, Carmen Gloria Chaigneau, directora de Asuntos Internacionales de Bioautismo indicó que “los padres de Bioautismo hoy se sienten contentos y agradecidos ya que la aprobación de esta ley será un regalo para los niños de mañana”. “Es un orgullo para nosotros decir que Chile es el primer país en desarrollo que legisla en contra de esta neurotoxina, lo que sin duda marca una gran precedente”, subrayó.

Por último, el diputado Juan Luis Castro (PS) destacó el esfuerzo realizado por una serie de parlamentarios que ha servido para que Chile tomara conciencia en esta materia.

“Nos parece importante que queda claro que a partir de ahora si una vacuna preventiva contiene alguna sustancia tóxica, no podrá ser usada. Aquí había una deuda pendiente que era administrar en el sistema público vacunas libres de cualquier toxicidad, por eso nos parece importante sacar adelante esta ley, para que nunca más existan vacunas con estas características. A partir de ahora el camino está pavimentado para que a mediados de año ya no se ponga esta vacuna”, indicó el diputado Castro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here