Guillermo Morales
Weitzler

El grupo aéreo Latam resolvió hoy extender hasta el próximo 2 de mayo la cancelación o reprogramación de vuelos de su filial local en Chile Lan Express, tras la decisión de los tripulantes de cabina de continuar una huelga iniciada el pasado 10 de abril por mejoras laborales.

Cementerio Parque Esperanza

La medida se toma “en forma preventiva” y atañe a parte de sus vuelos dentro de Chile, “a excepción de Isla de Pascua”, y a “algunos vuelos puntuales en Sudamérica”, mientras que las operaciones de larga distancia no se verán afectadas”, difundió la aerolínea a través de un comunicado.

La compañía indicó que se está comunicando con los pasajeros afectados y con las agencias de viajes para informarles de la situación de sus vuelos y ofrecerles facilidades para reprogramarlos o solicitar la devolución del pasaje sin costo, según la fecha de su viaje.

Desde que comenzó la huelga, se han reprogramado o cancelado un total de 1.987 vuelos y más de 350.000 viajeros se han visto afectados, según recogen medios locales citando fuentes de la compañía aérea.

“Latam lamenta los inconvenientes y molestias que esta situación ha causado a sus pasajeros y espera poder retomar la normalidad de sus operaciones lo antes posible”, expresó la aerolínea en su escrito.

Los empleados de la filial chilena Lan Express exigen modificar el sistema de turnos para tener menos días de trabajo y más jornadas de descanso, pero no logran llegar a consenso con la compañía.

Ambas partes en conflicto habían llegado a entendimiento después de una extensa reunión que se inició el pasado 16 de abril, pero hubo un desencuentro en la materia.

La noche del 18 de abril, Latam presentó una nueva oferta, con un régimen de trabajo de siete días laborales por cuatro de descanso y un bono de término de conflicto de unos 1.677 dólares, entre otras cosas.

Sin embargo, los empleados volvieron a negarse a la extensión de los beneficios a todos los trabajadores y no solo a los afiliados al sindicato, motivo que también había frustrado la última negociación.

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA