(Reuters).- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, se reunieron este viernes con el enviado especial de Naciones Unidas para Siria en Ginebra mientras trabajan por un acuerdo que pueda evitar una acción militar de Estados Unidos.

Lakhdar Brahimi, que actúa tanto para el organismo mundial como para la Liga Árabe, se reunió con Kerry y Lavrov. El ha estado tratando de negociar una solución política a la guerra civil siria. Las dos potencias están tratando de dar cuerpo al plan de Moscú para deshacerse de las armas químicas del presidente sirio, Bashar al-Assad.

Damasco solicitó formalmente el jueves unirse al tratado que prohíbe las armas químicas – una decisión aplaudida el viernes por el presidente ruso, Vladimir Putin. Él lo llamó “un paso importante hacia la resolución de la crisis de Siria”, y agregó: “Esto confirma la intención seria de nuestros socios sirios de seguir este camino”.

Pero Kerry subrayó que Washington todavía podía atacar si no estaba satisfecho: “Esto no es un juego”, dijo el jueves.

Las conversaciones son parte de un intento diplomático que hizo que el presidente Barack Obama pusiera en suspenso sus planes de atacar Siria en respuesta al uso de armas químicas contra civiles cerca de Damasco el 21 de agosto.

Washington y sus aliados dicen que las fuerzas de Assad llevaron a cabo el ataque con gas venenoso que causó la muerte de 1.400 personas. Putin y Assad han culpado a las fuerzas rebeldes.

Naciones Unidas dijo que recibió un documento de Siria para unirse al tratado global contra las armas químicas, una medida que Assad prometió como parte de un acuerdo para evitar los ataques aéreos de Washington.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here