Finalmente el carabinero José Luis Paredes y su esposa obtuvieron el cuidado personal de la pequeña Monserrat, de tres años,  a quien criaban, en calidad de “guardadores”, desde los 8 meses.

Este lunes se realizó en el Juzgado de Familia de Ancud, la audiencia donde se dictaminó que la niña permanezca junto a la pareja mientras realizan los trámites para su tutela legal.

La determinación de la instancia judicial determinó además que el cuidado personal de la menor quedará bajo revisión social cada un año “para que ellos cumplan con los requisitos para adoptar definitivamente a Montserrat”.

 

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here