Weitzler
Guillermo Morales

(UPI).- Un tribunal hileno condenó a la empresa aérea Air Madrid por infringir la Ley de Protección del Consumidor por la serie de suspensiones de vuelos ocurridas en el mes de diciembre de 2006 con motivo de la quiebra de la aerolínea.

Cementerio Parque Esperanza

Un fallo de la jueza Rocío Pérez Gamboa, del Décimo Séptimo Juzgado Civil de Santiago, acogió la demanda presentada por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) de la época en defensa de los pasajeros que no pudieron realizar sus viajes y traslados producidos por la crisis de la aerolínea y que terminó en su quiebra.

La demanda actualmente representa a unos 1.500 pasajeros que se vieron afectados por la compra de sus boletos y la suspensión de los vuelos hasta mediados de 2007.

La magistrada determina que la empresa incumplió las normas de la Ley del Consumidor al continuar con la venta de boletos y viajes pese a que conocía la mala condición económica que atravesaba la aerolínea con la autoridad reguladora española. La jueza Pérez apunta que “pese a que la aerolínea manejaba información y antecedentes contundentes acerca de los innumerables problemas que mantenía con el gobierno español y que la exponían peligrosamente al cierre de sus actividades –como se demuestra en lo reseñado-, en ningún momento haya dejado, al menos en nuestro país, de vender pasajes para todo el período 2006, como para el 2007, tal y como se demuestra en los tres archivadores acompañados por la demandante, y que contienen sendos e innumerables reclamos, por billetes comprados con anterioridad a diciembre del 2006, para ser utilizados en diciembre del mismo año y para diferentes épocas en el año 2007”, dice el fallo.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA