(Reuters).- Las autoridades italianas declararon el estado de emergencia en Cerdeña este martes, un día después de que un ciclón azotó la isla del Mediterráneo causando al menos 16 muertes y dejando a cientos de personas sin hogar.

Durante la noche, el ciclón Cleopatra generó 450 milímetros de lluvia en una hora y media y provocó el desbordamiento de ríos, que arrollaron coches e inundaron casas.

“Esta es una tragedia nacional”, dijo el primer ministro Enrico Letta, quien convocó una reunión de Gabinete para debatir sobre la crisis.

Letta señaló que su declaración del estado de emergencia permitirá que se liberen recursos extra más rápidamente para las zonas devastadas de la isla.

El alcalde de Olbia, la ciudad del noreste de Cerdeña que es una de las más afectadas por el ciclón, dijo que una inundación repentina surgió “como una bomba”, dado que en una hora y media cayó la misma cantidad de agua que llueve en la ciudad de Milán en seis meses.

Gianni Giovanelli dijo que las casas alrededor del área habían quedado sumergidas hasta la mitad y que los rescatistas aún estaban buscando posibles víctimas.

“Acabamos de encontrar muerto a un niño que habíamos estado buscando toda la noche”, dijo al canal de televisión SkyTG24.

El gobernador regional Ugo Cappellacci dijo a la misma emisora que la inundación en Olbia había provocado el derrumbe de varios puentes y que hubo una situación similar cerca de Nuoro, en el centro de la isla.

Además de nueve fallecidos reportados durante la noche, una familia de cuatro personas que vivía en un piso bajo en la zona de Olbia, fue encontrada muerta en su casa, al parecer después de verse sorprendida por una explosión repentina de agua, dijo.

“La situación es trágica”, afirmó Cappellacci. “Los hoteles en Olbia están llenos de gente que ha tenido que escapar pero hay miles que tienen daños en sus casas”, agregó.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here