Weitzler
Guillermo Morales

Un equipo de investigadores holandeses examinó el lunes los cuerpos de las víctimas del avión malasio a bordo de un tren en Torez, cerca del lugar de la tragedia, una zona controlada por los separatistas prorrusos.

Cementerio Parque Esperanza

Los investigadores, acompañados por representantes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), y con el rostro cubierto con una máscara, abrieron cinco vagones que se suponía eran frigoríficos pero que aparentemente no lo eran, por lo que se desprendía un fuerte olor a cuerpos en descomposición. En el interior, se veían bolsas mortuorias negras.

“El almacenamiento de los cuerpos es de buena calidad”, dijo sin embargo Peter Van Vilet, experto forense holandés, responsable de la misión en el este, en una breve declaración, rodeado por 50 hombres armados ante la estación de Torez.

La delegación anunció a continuación que se dirigía hacia el lugar del siniestro.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, declaró que el objetivo de su país es llevar los cuerpos hasta el territorio ucraniano controlado por Kiev, preferentemente hasta la gran ciudad vecina de Jarkov.

AFP

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA