Durante un mes 25 investigadores de Noruega, Turquía, Inglaterra, Alemania, Suecia y Chile estudiarán in situ los efectos del cambio climático y las consecuencias en el ambiente marino de la Patagonia norte, a través de un proyecto financiado por la Unión Europea y que es liderado por el Dr. Murat V. Ardelan de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Trondheim (Noruega) y en el que la Universidad Austral de Chile participa como institución asociada.
El Dr. Ardelan, quien ha participado en varias investigaciones en diversos sistemas marinos como Antártica y Ártico, explicó que en este proyecto tiene como gran objetivo reducir las incertidumbres respecto de los factores claves y sus efectos sobre los procesos biológicos en el sistema marino, a través de experimentación, minería de datos y modelación que desarrollarán en el Fiordo Comau, ubicado en la provincia de Palena, a unas 70 millas naúticas de Puerto Montt.
El docente del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile Sede Puerto Montt, Dr. José Luis Iriarte, a cargo de la coordinación del grupo de expertos, indicó que la investigación se focalizará en determinar los efectos del aumento de la temperatura y disminución del pH, entre otros factores, sobre los microorganismos marinos de este fiordo chileno. Estos resultados serán comparados con similares experimentos que se realizarán en los sistemas marinos del Mar Ártico y Mar Mediterráneo, durante los años 2015 y 2016, respectivamente.
El investigador añadió que estos dos últimos sistemas ya se encuentran con perturbaciones originados por el cambio global y, por lo tanto, “el escenario para el año 2100 es crítico para los procesos biológicos y químicos en estos ambientes marinos. ¿Cómo responde la comunidad biológica habitando la capa superficial en un fiordo de la Patagonia frente a una combinación de aumento de temperatura y acidificación del mar? es una de las preguntas que deseamos responder con este complejo experimento que se realizará por primera vez”, dijo.
Añadió que “esta investigación tiene importantes implicancias dado que se generará información científica nueva y que puede ser usada para tomar decisiones de mitigación, además de ser un gran reto en términos científicos, dado que es un grupo de expertos muy heterogéneo que utilizará equipos de avanzada para realizar mediciones marinas en el fiordo y que también permitirá la formación de futuros investigadores en un ambiente marino cambiante”, subrayó el profesor de la Universidad Austral de Chile.
El grupo de científicos permanecerán en el fiordo hasta el 22 de noviembre y cada uno seguirá desarrollando parte de la investigación en sus respectivos países para completar un informe final el año 2016.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here