El 2016 durará más que otros años. Un segundo más, para ser precisos. Y esto podría provocar un colapso de Internet en todo el mundo.

En teoría, los computadores mostrarán una hora inusual: 23:59:60. Según explica el sitio RT, esto es para compensar la diferencia entre el tiempo astronómico y el tiempo universal coordinado (UTC, por sus siglas en inglés) que se utiliza para los relojes.

Este fenómeno se convierte en un verdadero problema para los sistemas computacionales, ya que es una operación “incomprensible” y amenaza con causar estragos en la Red. Sobre todo es un problema serio para empresas como Google, que manejan protocolos de Internet que sincronizan los relojes de los sistemas operativos, es decir, los dispositivos revisan frecuentemente estos protocolos para asegurarse de que tienen la hora correctamente.

La solución inmediatamente obvia es agregar un segundo extra a estos servidores. Pero según señala Google, no es tan fácil como suena, ya que la mayoría de las computadoras y los sistemas operativos no entienden el segundo 61.

Fuente: Agencia EFE

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here