Guillermo Morales
Weitzler

 

Cementerio Parque Esperanza

Un grave hecho delictual quedó al descubierto el lunes pasado luego de que un matrimonio de adultos mayores fuera asaltado en la comuna de Dalcahue. Es por ello, que hasta el lugar se dirigieron las autoridades locales, encabezadas por el Intendente de la región de Los Lagos, Harry Jürgensen.

Los afectados, Enrique Alvarado, de 82 años y Soriana Vargas, de 80 años, además de la hija de ambos, Teresa Alvarado, relataron lo sucedido a las autoridades quienes aprovecharon la instancia para entregarles tranquilidad y asegurar que serán apoyados por diversos profesionales.

Esto debido a que, a consecuencia de lo ocurrido, la familia quedó con mucho miedo, no obstante, agradecieron la visita. “Nunca esperé que vinieran las autoridades, pero estoy muy agradecida de ellos y del apoyo que nos están dando, porque tenemos miedo y estamos atemorizados por lo que paso, porque nunca pensé que nos iba a suceder eso”, comentó Teresa Alvarado, hija del matrimonio.

A ello, agregó que “es muy bueno que se hayan comprometido a enviar profesionales para apoyar a mis padres. Yo me siento muy mal, no tengo tranquilidad, incluso en mi propia casa tengo miedo y no quiero estar sola”.

En este sentido, el jefe regional sostuvo que “nos preocupa que esta delincuencia, tan violenta, haya llegado también a Dalcahue. En una familia linda, trabajadora, de adultos mayores; Enrique Alvarado, vive de una pensión y, sin embargo, los delincuentes vienen a arrebatarle todos los ahorros que tenía, pero al final tampoco eso es lo más importante, sino que el daño psicológico”, lamentó.

Sin embargo, el intendente aseguró que “cada una de las personas que componen esta familia se encuentran con miedo, con emociones muy negativas, con temor, necesitan ser recuperados a la brevedad con un tratamiento psicológico y también necesitan la ayuda de la policía, porque a esta casa hay que entregarle una protección especial para que ellos vayan recuperando su entereza”.

Por último, la autoridad regional hizo un llamado a la comunidad para combatir la delincuencia en conjunto con las policías, “tenemos que sacar esta maldad que aparece y tenemos que protegernos entre nosotros mismos”.

Por su parte, Mauricio Aroca, coordinador regional del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), reconoció que este tipo de delitos no es común en la zona, ni tampoco el modus operandi utilizado, pero que aun así debe existir un trabajo conjunto entre policías, autoridades y la comunidad, como medida de prevención.

“Como Senama estamos especialmente preocupados porque este tipo de delitos comprometió la integridad de adultos mayores y atenta contra el buen trato que tenemos que tener con las personas que ya están en la cuarta edad y nosotros hemos comprometido todas las acciones desde el momento en que ocurrió este hecho, para el apoyo profesional de psicólogos y asistentes sociales”, puntualizó Aroca.

DEJA UNA RESPUESTA