Un error que pudo tener graves consecuencias ocurrió este miércoles en Kansas, cuando un avión Boeing  747 Dreamlifter aterrizó en un aeródromo destinado a naves de pequeño tamaño por un error del piloto.

El Atlas Air, se dirigía originalmente a la Base Aérea McConell procedentes desde Nueva York pero aterrizó a 20 kilómetros del destino programado en el pequueño aeródromo Coronel James Jabara.

La principal preocupación era la capacidad del 747 de levantar vuelo en una pista cientos de metros más corta a la acostumbrada en este tipo de aeronave. Pero contra todo pronóstico, el avión pudo despegar este jueves en una increíble maniobra que permitió ayudar a superar este “pequeño” error.

 

 

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here