Tras el inédito conflicto con los dimes y diretes entre el Registro Civil y el SERVEL, en donde se han responsabilizado mutuamente del error en los cambios de domicilio de miles de electores que aparecen en el padrón electoral, el gobierno anunció este sábado que enviará con urgencia una “ley corta” para corregir este error a menos de una semana de las elecciones municipales del próximo 23 de octubre.

El objetivo es permitir que las 458 mil personas que se vieron afectadas por un cambio de domicilio, puedan votar sin inconvenientes para las Elecciones Municipales del 23 de octubre.

De ser aprobada, “los afectados podrán sufragar tanto en su antiguo lugar de votación como en la comuna nueva”, sostuvo el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), Patricio Santa María.

“El Servicio Electoral nos ha hecho una propuesta del envío de un proyecto de ley al Congreso que establece modalidades y mecanismos que permiten asegurar a los chilenos que el próximo 23 de octubre ese casi medio millón de personas (afectadas) (…) puedan votar con entera tranquilidad”, afirmó el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz.

Según dijo, se trata de un proyecto “de pocos artículos, bastante breve” que precisa “una convocatoria extraordinaria al Congreso”.

Por lo anterior, se espera contar “con la disposición y buena voluntad de diputados y senadores de concurrir a una sesión extraordinaria para poder despachar este proyecto de ley”, cabe señalar que los parlamentarios deberán suspender su semana distrital para votar esta improvisada ley corta.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here