La patada que Roberto Soldado le dio a Marcelo Díaz llamó inmediatamente la atención y generó inquietud. El volante del Celta pudo terminar el partido, lo que parecía ser una buena señal, pero los exámenes determinaron finalmente que el jugador estará entre cuatro y cinco semanas fuera de las canchas.

Según informó el club, la resonancia magnética a la que se sometió Díaz, mostró que “sufre un esguince de grado II del ligamento lateral interno de la rodilla derecha, lesión producida en el transcurso del partido de Liga Celta-Villarreal”.

El comunicado agrega que “los servicios médicos del RC Celta estiman que el jugador estará de baja en torno a las cuatro o cinco semanas”.

Así, Juan Antonio Pizzi, quien hoy debería entregar la nómina de la selección, se queda sin un jugador clave para los partidos con Argentina y Venezuela.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here