El piloto de cuatriciclo, tercero en la clasificación general,  lamentó la caída y abandono de su amigo en la etapa de Tucumán y Salta.
 
Salta, 10 de enero de 2014.
 
Así es el Dakar. En fracción de segundo, todo puede quedar en nada. El retiro de Francisco “Chaleco” López es una clara demostración de lo incierto que es esta prueba extrema de rally, calificado como “la odisea” en su versión 2014. 
 
Tras ingresar al campamento instalado en el Centro de Convenciones de Salta, el chileno Ignacio Casale señaló que “estoy muy triste por Chaleco. Es un gran amigo y no merecía terminar así el Dakar. Es un gran tipo. Hubiese sido lindo, como el año pasado, que nos subiéramos los dos al podio. Era lo que esperaba”.
 
Con la caída de López, las chances de podio se concentrarán, casi de forma exclusiva, en el santiaguino. Sin embargo, él prefiere la mesura: “si me lo tomo como una responsabilidad, me voy a meter presión. Quiero hacer día a día la carrera”.
 
Casale marcha tercero en la clasificación general, tras Rafal Sonik (Polonia) y el uruguayo Sergio Lafuente, que se consolida en el primer lugar. “Tengo que entrar con todo a mi Chile”, enfatiza el santiaguino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here