Iglesia Católica prohíbe esparcir cenizas de fallecidos

419

La Iglesia Católica prohibió desde este martes que las cenizas de los fallecidos sean esparcidas, divididas entre familiares o conservadas en casa. Según un documento redactado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, la medida busca evitar cualquier “malentendido panteísta, naturalista o nihilista”.

El documento advierte que “no se permite la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos”.

También se advirtió que en caso de que el fallecido “hubiera sido sometido a la cremación y la dispersión de sus cenizas en la naturaleza por razones contrarias a la fe cristiana, se le ha de negar el funeral”.

La Iglesia justificó la medida diciendo que “la conservación de las cenizas en un lugar sagrado ayuda a reducir el riesgo de apartar a los difuntos de la oración”. Además explicaron que “se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas”.

Según la Congregación para la Doctrina de la Fe, las cenizas deben mantenerse “por regla general en un lugar sagrado”. Incluso, el prefecto de la Congregación aseguró que “los muertos no son propiedad de los familiares, son hijos de Dios, forman parte de Dios y esperan en un campo santo su resurrección”.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here