Humphreys redujo a “Categoría B-” la solvencia de Invermar con tendencia “En Observación”, lo cual determina que sus títulos accionarios califiquen en “Categoría Segunda Clase”. En esta línea, la tendencia se califica “Estable”, “puesto que en el corto plazo no se considera probable que la clasificación de solvencia cambie a grado de inversión”, explican.

Lo anterior obedece a que hubo una reducción en las proyecciones de producción, en los que, pese a discontinuar productos que en la actualidad han presentado rentabilidades negativas, en una perspectiva de largo plazo significa menores posibilidades de generar flujos más elevados.

Fuente: FIS / Estrategia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here