En Universidad de Chile quieren evitar cualquier problema a causa de la marginación sufrida por José Rojas en la última fecha eliminatoria, debido a su consumo de Citoden Rapilento.

Rojas no jugará el partido ante Everton por el Campeonato de Apertura, con el fin de evitar la posibilidad de que el zaguero sea sorteado en un control de dopaje.

Si el capitán azul jugase ante los viñamarinos, y fuera sometido a un control, el presidente de la Comisión Control de Dopaje de la ANFP, Pedro Jorquera, comentó las sanciones a las que se expone un jugador en caso de comprobarse un doping.

“Si arroja positivo, seguramente lo van a sancionar por dos años, de eso no hay duda”, explicó el Jorquera, quien de paso confirmó que el Citoden Rapilento es una sustancia prohibida.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here