(Reuters).- Dos fardos funerarios de unos 1.000 años de antigüedad, con un adulto y un niño adentro, fueron encontrados intactos en un complejo ceremonial preincaico en la capital de Perú, dijo el jueves la arqueóloga a cargo del hallazgo.

Los restos milenarios pertenecieron a la cultura Wari que se desarrolló entre los años 600 y 1.000 después de Cristo -antes del Imperio de los Incas- y se extendió por casi toda la costa peruana y parte de los Andes.

La tumba fue hallada en lo alto de la denominada Gran Pirámide del recinto Huaca Pucllana, construido por los antiguos habitantes de Lima y que fueron dominados por la cultura Wari.

Es la tercera tumba encontrada en la Huaca Pucllana -sitio ceremonial que actualmente es una suerte enclave en medio de modernas edificaciones- que no fue destruida por saqueadores de tiempos posteriores.

“Se trata de una tumba intacta de la época Wari, estamos hablando de 900-1.000 (años) después de Cristo. Contiene dos fardos funerarios típicos de las técnicas de enterramiento de esta cultura”, explicó a Reuters Gladys Paz, la arqueóloga que hizo el hallazgo.

La tumba contiene un individuo principal dentro de un fardo de técnica trenzada con fibra vegetal y un acompañante que por sus dimensiones se trataría de un infante, agregó Paz mientras junto al equipo continuaban limpiando minuciosamente la tumba.

Los Wari enterraban a los individuos en cuclillas, luego los vestían y protegían con esta especie de cesto de fibra y con una “falsa cabeza” de tela a la que hasta le pintaban ojos.

“Aún se pueden observar las ofrendas in situ, hay siete vasijas de mate, maíz y tres cuyes”, un animal tradicional de Perú parecido a un conejillo de Indias, detalló.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here