(Reuters).- El Gobierno de Siria calificó este domingo como una “victoria” el acuerdo alcanzado tras la mediación de Rusia sobre la entrega de su arsenal de armas químicas, el cual evitó un ataque al país por parte de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, defendió un pacto que a juicio de los rebeldes podría fortalecer al Gobierno sirio en una guerra civil que ya se extiende por dos años y medio.

El ministro sirio de Reconciliación Nacional, Ali Haidar, dijo a la agencia de prensa rusa RIA que el acuerdo es una “victoria” para su país que fue lograda “gracias a nuestros amigos rusos”.

En tanto, en los suburbios de Damasco en poder de los rebeldes, el domingo se producían ataques de artillería y de aviones de guerra del Ejército sirio.

Aunque no es cercano a Assad, Ali es el primer funcionario sirio de alto rango en reaccionar al acuerdo alcanzado en Ginebra entre el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

Ambas partes acordaron respaldar un programa de Naciones Unidas para destruir el arsenal químico de Assad en el plazo de nueve meses.

En una visita a Israel, Kerry respondió al escepticismo que existe sobre la factibilidad del plan, diciendo que tiene la plana confianza en que será destruido todo el armamento químico de Siria.

El acuerdo pone fin por el momento a la amenaza hecha por Obama de una operación militar aérea de Estados Unidos contra Siria tras un ataque químico llevado a cabo el 21 de agosto. Sin embargo, el presidente estadounidense declaró que esa opción se mantiene sobre la mesa si Assad no cumple con lo acordado.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here