El Estado de Chile ha debido desembolsar US$ 6.080 millones para que el Transantiago pueda operar desde el inicio del sistema en 2005, una cifra que equivale a casi cuatro líneas de metro como las 3 y 6 (en ejecución) o dos planes de reconstrucción de más de 200 mil viviendas como el ejecutado tras el 27-F. Asimismo, con ese monto también se podrían casi nueve aeropuertos como el que se ejecutará para Santiago, más de dos veces la construcción de todas las autopistas urbanas y nueve puentes Chacao, según el precio original de licitación, según informa El Mercurio tras un informe que solicitó a través de la Ley de Transparencia. Dicha cifra incluye el gasto en infraestructura que se ha tenido que ejecutar para que el sistema pueda operar y los subsidios que ha recibido, debido la fuga creciente de usuarios y la sostenida evasión, que hoy llega al 30,2%. A juicio del director de Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz, se trata “efectivamente de cifras altas, pero hay que distinguir que el gasto en infraestructura o cámaras igual había que ejecutarlo, y no debiese cargarse al costo del Transantiago”. “Principalmente, el monto ha ido a subsidiar la tarifa escolar, que es un beneficio que se entrega a una población de menores recursos. Permite una reducción de tarifa relevante que beneficia a una parte importante de los usuarios”, añadió. De los 6.080 millones de dólares, casi el 80% corresponde a los aportes para el funcionamiento mensual del sistema (US$ 4.963 millones). Al inicio, a través del 2% constitucional y préstamos bancarios (US$ 328 millones), y luego, por la Ley 20.378, que desde septiembre de 2009 entrega un subsidio al sistema de transporte. Otro monto relevante en el aporte fiscal se relaciona con la infraestructura; en específico, la construcción de 68,8 kilómetros de 15 corredores, que han costado US$ 682 millones. A ello se suman ítems como la indemnización pagada a Subus, Alsacia y Express por el cambio de contratos en 2012 (US$ 70 millones), la instalación de cámaras de fiscalización (US$ 21 millones) y diversas campañas comunicacionales (US$ 14 millones). “Es grave que habiendo un monto tan alto haya tal nivel de insatisfacción y mala calidad de servicio. Hoy el servicio pierde pasajeros, y si no pierde mucho más, es por el Metro; tiene empresas al borde de la quiebra y concentra el repudio de la ciudadanía”, afirma Raimundo Cruzat, ex coordinador de Transantiago.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Nacional/2016/10/31/829047/Gasto-en-el-Transantiago-en-diez-anos-equivale-a-cuatro-lineas-de-Metro-o-nueve-puentes-Chacao.html

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here