Como una situación “de alta gravedad” calificó el director regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Eduardo Aguilera, las agresiones recibidas por los funcionarios de Calbuco y Maullín, los que en este último incidente, también fueron víctimas de amenazas.

De acuerdo a Aguilera, que visitó la oficina de Maullín “se hizo gestiones ante la capitanía de puerto y la fiscalía regional, por lo que estamos con nuestro equipo jurídico revisando las alternativas para hacer seguimiento a esta causa y hacer que al infractor -quien va más allá de la ley de pesca sino que se configura como delito por cuanto se ha atacado a un funcionario público en el ejercicio de sus funciones- se aplique todo el rigor de la ley”.

Es importante señalar que la acción de los inspectores se hizo en el marco del trabajo normal de fiscalización, en donde “la actitud que tuvo el patrón de esta embarcación fue desproporcionada. Afortunadamente la autoridad marítima se encontraba cerca, nos prestaron apoyo rápido y tomaron inicialmente el procedimiento contra esta persona”, enfatizó la autoridad pesquera.

Sobre la multa aplicable en esta situación, el director regional señaló que “es cuantiosa; es una sanción pecuniaria bastante elevada en tanto el valor está cerca de las 23 UTM por tonelada, por lo que la sanción a la que se expone el armador y el patrón es grande, además de la que podrían recibir en el ámbito penal”, indicó.

La tarde del jueves, el patrón de la nave María Ignacia IV, con matrícula de San Vicente y autorización para desembarcar en Valdivia, fue formalizado por agredir a los funcionarios públicos. Por otra parte, tanto el Director Nacional, José Miguel Burgos, como el Subdirector de Pesquerías, Jorge Toro Da’Ponte (que se encontraban en actividades en Talcahuano) se comunicaron telefónicamente con los afectados por esta situación, y les comprometieron todo el respaldo de la institución.

En el caso de Calbuco, ocurrido hace dos semanas, inspectores del Servicio acudieron a realizar sus labores de fiscalización en el muelle La Vega, lugar donde se hallaba una embarcación en faena de desembarque de merluza, recurso que se encuentra con medidas de administración. En el lugar, los tripulantes de la nave los atacaron de forma verbal y física, razón por la que existe una denuncia ante la fiscalía local por agresión a funcionarios públicos, la que se encuentra actualmente en desarrollo.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here