Tras cuatro meses de trabajos para mejorar su equipamiento e infraestructura, la Biblioteca Municipal de Frutillar volvió a abrir sus puertas para recibir a sus usuarios. El proyecto  significó una inversión total de $18.500.000, financiados por el Fondo del Libro  y la Municipalidad de Frutillar. Significó la reposición completa del mobiliario, incluyendo estanterías, sectores de lectura y estaciones de trabajo. Además se realizaron trabajos de reparación en muros y cielos, con lo que el edificio quedó en muchas mejores condiciones para la atención de público.
La ceremonia de inauguración se realizó este lunes 7 de octubre, donde se presentó la nueva cara de la Biblioteca a la comunidad. El acto contó con la participación del director regional del Consejo de la Cultura, Alejandro Bernales, quien destacó la iniciativa surgida del equipo a cargo.
“Es un avance, un aporte a que la Biblioteca sea un espacio acogedor para la comunidad. también quiero aprovechar para felicitar al equipo de la Biblioteca que estuvo detrás de este proyecto, porque sentíamos que no sólo hacía falta, sino que ellos han sido muy empoderados durante este tiempo, y no sólo se generan proyectos de infraestructura, sino que también actividades que están a favor de la promoción de la cultura”, señaló.
En el acto también estuvieron presentes algunos miembros del Concejo Municipal, y el administrador municipal Jaime Oyarzo, en representación del alcalde Ramón Espinoza.
“Este fue un proyecto que su momento fue una prioridad que dio el Alcalde, frente a la demanda que existía por parte de la Biblioteca de poder tener espacios cómodos para poder atender a todos los niños, los jóvenes, los adultos que utilizan este espacio”, señaló.
Oyarzo también destacó la aprobación de 45 millones de pesos, por parte del Consejo Regional, para financiar el diseño de un nuevo edificio que albergue la colección de libros y otras actividades culturales, que podría concretar su construcción en los próximos años.
Por su parte, Sonia Núñez, directora de la Biblioteca Municipal, se refirió al desarrollo de esta iniciativa.
“Este es un proyecto que duró seis meses y estuvimos cerrados cuatro meses y medio, tiempo que se ocupó para acompañar esta etapa de diseño, junto con el tratamiento de los libros, y de las materias. Aquí no sólo ha habido una reposición de estanterías, sino que un trabajo de tratar la colección general de la Biblioteca”
A partir de ahora la Biblioteca retoma sus servicios con normalidad, tanto en el préstamo de libros como el acceso a internet. A esto también se suma un nuevo ciclo de capacitación digital gratuita, esta vez en Microsoft Excel. Quienes deseen participar deben inscribirse en las dependencias de la Biblioteca en horario de oficina.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here