A un comerciante de 60 años, Mario Arancibia Carrasco, se le aplicó  la medida cautelar de prisión preventiva, luego de ser denunciado por una niña de seis años de haberla sometido a abusos sexuales reiterados, los que se cometían al interior de un almacén de propiedad del denunciado en el sector norte de la ciudad.

La niña, vecina del comerciante,  solía ir a comprar al lugar, y ayer fue a comprar verduras como a las 13:30 horas y tardó mucho en regresar su hermana mayor la fue a buscar y encontró a la menor taciturna y sin las compras.

Por la noche, la niña le comentó a su mama que sentía dolor en sus genitales, y al ser revisada, la madre encontró que efectivamente tenía una irritación vaginal.

Consultada la menor comentó que cuando fue a comprar las verduras  el vecino Mario, la llevó a la parte trasera donde se guardan los helados y la sometió a tocaciones en distintas partes de su cuerpo. La niña agregó que el vecino tambien le daba besos en la boca y que a ella le daba mucho miedo contar esas cosas.

El fiscal Mario Concha, pidió la medida catelar de prisión preventiva la que se otorgó velando por la seguridad de la víctima, ya que se trata de una vecina del imputado, lo cual la coloca en una sitiación de vulnerabilidad, se dispuso además un plazo para el cierre de la investigación de 70 dias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here