En audiencia ante el Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal se discutirá la solicitud de la Fiscalía Oriente del sobreseimiento definitivo de la imputada Ana María Cristina de la Luz Gómez Gallo, a quien se le atribuye en la acusación fiscal la calidad de cómplice en el llamado caso Hijitus de la Aurora.

Tal medida se sustenta en el artículo 277 del Código Procesal Penal, que indica que: “Si se excluyeren, por resolución firme, pruebas de cargo que el Ministerio Público considere esenciales para sustentar su acusación en el juicio oral respectivo, el fiscal podrá solicitar el sobreseimiento definitivo de la causa ante el juez competente, el que la decretará en audiencia convocada al efecto”.

En este caso, en la audiencia de preparación de juicio oral, que se extendió por un mes, fueron excluidos los testimonios de seis testigos, por las causales de impertinencia y sobreabundante.

Dado que el Ministerio Público estima que aquellos testigos eran esenciales para  sustentar la acusación fiscal contra la imputada en un juicio oral, presentó su apelación ante el 4º Juzgado de Garantía el día 8 de enero del presente año. La apelación fue rechazada por el tribunal indicando que estas causales no son apelables.

Ante esta resolución, la Fiscalía presentó un recurso de hecho ante la Corte de Apelaciones, estimando que en el fondo la causal de exclusión fue la inobservancia de garantías fundamentales. En el recurso la Fiscalía indicó que la exclusión de esta prueba afectaría en  “crear en el tribunal oral convicción favorable a la comisión del delito por el cual se acusa”. El pasado jueves 6 de febrero la Corte de Apelaciones rechazó el recurso presentado por el Ministerio Público.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here