La Fiscalía de Arica formalizó por el delito de tráfico de drogas al ciudadano chileno de iniciales F.A.Y. La investigación estableció que el sujeto se concertó con cuatro  funcionarios de carabineros de la Sección OS-7 de esta ciudad, con quienes planificó el envío e ingreso a Chile de dos grandes cargamentos de droga, los cuales posteriormente fueron incautados en el marco de falsos procedimientos de flagrancia.

La audiencia se llevó a cabo en el Juzgado de Garantía, donde el Ministerio Público imputó al sujeto en calidad de autor de dos delitos de tráfico de drogas. El imputado quedó sin medidas cautelares, considerando que actualmente cumple una condena por el mismo delito, la cual habría quebrantado huyendo hacia Santa Cruz (Bolivia), desde donde mantenía contacto con los efectivos policiales.

En este caso, además, se encuentran formalizados cuatro funcionarios de carabineros de la Sección OS-7 de Arica, en calidad de autores de tráfico de drogas y asociación ilícita. Tres de ellos también permanecen en prisión preventiva, mientras que un efectivo policial se encuentra en libertad.

Investigación

De acuerdo a los antecedentes expuestos en la audiencia de formalización de la investigación, F.A.Y., planificó junto a los funcionarios policiales la internación de dos grandes cargamentos de droga a nuestro país para posteriormente montar procedimientos de incautación flagrantes y con apariencia de legalidad en la frontera. Asimismo,  la indagatoria estableció la elaboración de partes policiales falsos y el uso de entregas controladas de droga sin la autorización del Ministerio Público.

La primera operación de narcotráfico se registró el pasado 05 de agosto, ocasión en que en el Complejo Fronterizo de Chungará se incautó bajo la apariencia de flagrancia un total de 299 kilos 794 gramos de marihuana, los que estaban ocultos en un camión proveniente de Bolivia. La indagatoria estableció que días antes del operativo, el funcionario policial L.V.S., se contactó con F.A.Y, con quien coordinó el ingreso de droga a nuestro país, así como el sistema de transporte y los gastos operacionales. Asimismo, ambos contrataron un chofer para el traslado de la mercancía y captaron a otros dos sujetos de nacionalidad boliviana, a quienes enviaron a Santiago a recepcionar el cargamento, siendo detenidos finalmente por personal del OS-7, en el marco de procedimientos ilegales de entrega controlada.

La indagatoria determinó que en este caso se elaboraron dos partes policiales falsos, los cuales reportaron el procedimiento de incautación en flagrancia y la posterior realización de diligencias que culminaron con la detención de dos extranjeros en Santiago, en el marco de un falso procedimiento de entrega controlada.

El segundo de los operativos corresponde al registrado el 09 de septiembre, cuando se detectaron 814 kilos de marihuana ocultos en un camión también en el complejo Chungará. Al igual que en el primer caso, las diligencias de investigación determinaron que F.A.Y., coordinó con los funcionarios policiales y otros dos transportistas el traslado e ingreso a Chile, procedimiento que fue instruido y monitoreado por L.V.S.

Es así como ese día arribó al complejo fronterizo el chofer L.G F., en compañía de F.A.Y., siendo controlados por funcionarios antidrogas de Aduanas; sin embargo, este último, y por instrucción de L.V.S., evadió dicho control siendo ocultado y resguardado por los funcionarios policiales. Posteriormente, y en el marco de la actuación de Aduanas, el imputado V.R.H., comunicó una falsa orden de investigar emanada por un Fiscal para hacerse cargo del procedimiento, tras lo cual trasladan a ambos civiles hasta Arica.

Tras ello, los imputados L.V.S., y N.G.S., le pagaron el alojamiento en un hotel a F.A.Y., y posteriormente le cancelaron el arriendo de un departamento, siendo detenido días después por funcionarios de la Policía de Investigaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here