“Tan sólo los exámenes científicos de rigor podrán determinar si el cuerpo encontrado corresponde a Bastián Bravo Sepúlveda”. Así lo informó la tarde de este martes el fiscal de la zona Centro Norte, Alejandro Sánchez, quien dirige la investigación por la desaparición del muchacho, ocurrida el 13 de noviembre pasado.

Tras rescatar un cadáver encontrado por funcionarios de la PDI en una escarpada ladera de la Cuesta Lo Prado, el fiscal destacó que si bien las características del cuerpo encontrado por funcionarios se asemejan a las de Bastián Bravo, su actual estado de descomposición no permiten  establecerlo con un 100% de certeza. Por ello, será el Servicio Médico Legal y el Laboratorio de Criminalística de la PDI quienes realizarán las pericias pertinentes para establecer la identidad.

Asimismo, el fiscal Sánchez indicó que serán los peritajes legales los que determinarán las causas de muerte del cuerpo encontrado. Esta tarea podría tardar entre uno y tres meses.

Equipo multidisciplinario

El hallazgo del cuerpo se produjo tras dos meses de un intenso trabajo investigativo desarrollado por la Fiscalía Centro Norte en conjunto con la PDI, que realizaron múltiples diligencias para establecer su paradero.

El fiscal Sánchez destacó que desde la desaparición de Bastián Bravo, diferentes equipos trabajaron de manera permanente con la Fiscalía Centro Norte para localizarlo, especialmente la Brigada de Ubicación de Personas (Briup).

Según relató, la zona donde se encontró el cuerpo fue fotografiada en un sobrevuelo por funcionarios de la Fuerza Aérea, quines colaboraron con la investigación. Dichas imágenes fueron analizadas por funcionaros de la Briup, los que demarcaron una zona, para que fuera inspeccionada por la Brigada Canina, que finalmente realizó el hallazgo.

La desaparición del joven salió a la luz pública luego que sus padres concurrieran a un matinal de televisión a relatar el hecho.  Esta dejó al descubierto un historial de abusos de los que habría sido víctima su hermana menor por parte de los padres. En busca de antecedentes, funcionarios de la PDI concurrieron hasta el domicilio de Bastián, donde procedieron a periciar un computador, en el que encontraron imágenes que daban cuenta del ilícito del que era objeto la niña.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here