Con gran sorpresa recibió la Fiscalía del Maule, el resultado del segundo juicio efectuado contra Martín Larraín, en el que fue absuelto por la muerte de Hernán Canales, quien falleció tras ser atropellado en Curanipe.

Si bien el Fiscal Regional del Maule, Mauricio Richards, indicó que una vez que sea leída la sentencia en detalle, se podrá entender los argumentos del tribunal, la Fiscalía tiene la convicción de haber agotado todos los recursos posibles para que se aplicaran sentencias a conductas tan reprochables como las detectadas durante la investigación.

“Aquí pudo haberse sabido nunca quien fue la persona que dio muerte a Hernán Canales, porque huyó, se ocultó, fue detectado gracias al trabajo de la policía, y de la familia, y es por eso que este resultado no nos deja para nada conformes. Los tribunales serán los que tendrán que explicar en su sentencia, las motivaciones, las razones y argumentos jurídicos, para que los ciudadanos entiendan, porque estas son las cosas que los ciudadanos en nuestro país no entienden”, dijo Richards.

Asimismo, el Fiscal Regional destacó la incongruencia entre el primer y segundo juicio oral. “Un tribunal hace unos meses, escuchando las mismas pruebas, arribó a la convicción y sí se logró probar que en el atropello, en la muerte del Señor Canales, había responsabilidad de Martín Larraín. Es muy sorprendente que frente a las mismas pruebas, tres jueces distintos desestimen principalmente el informe pericial de Carabineros. Esta institución es un organismo técnico, especializado en la investigación de accidentes de tránsito, por eso es muy sorprendente que para tres magistrados ese informe hubiese reunido todos los requisitos de convicción y en este nuevo juzgamiento ello no ocurra así”, dijo Richards.

Según la determinación del segundo juicio, Martín Larraín fue absuelto del delito de conducción en estado de ebriedad causando la muerte tras huir del lugar, por el que se solicitó la aplicación de una pena de una pena de 4 años de presidio, la suspensión de por vida de su licencia conducir y multa. En tanto, se condenó a Sofía Gaete y Sebastián Edwards por el delito de obstrucción a la investigación al prestar testimonio falso para favorecer al conductor del jeep en que ellos también se movilizaban, delito por el que se solicitó una pena de 300 días de prisión.

Durante el proceso de investigación y durante los dos juicios orales, la familia de Hernán Canales recibió apoyo constante de la Unidad Regional de Atención a Víctimas y Testigos.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here