El fiscal jefe de Quintero, Mauricio Dunner Torres, se reunió con cuatro de las viudas que figuran como denunciantes de las muertes por supuesta contaminación del caso Enami_Ventanas, para informarles sobre los avances en la investigación, y específicamente por el hallazgo de metales pesados en los restos exhumados de quienes fueron sus cónyuges.

El investigador les aclaró a las pensionadas, en todo caso, que la detección de contaminación por sobre niveles normales en los cadáveres solo constituye una etapa en la investigación, y que de ninguna manera permite concluir que los ex trabajadores murieron como consecuencia de la polución que adquirieron durante sus años de trabajo en la refinería.

El próximo paso, les indicó el fiscal, será someter los resultados al trabajo de peritos toxicólogos, quienes deberían concluir si existe o no vinculo causal entre los niveles de contaminación y las causas oficiales de muerte de los ex trabajadores.

La última fase de la investigación, en el evento de establecerse el vínculo causal, consiste en establecer, si es posible, la responsabilidad penal y personal de quienes estaban a cargo de los trabajadores y que por negligencia no impidieron que los empleados se contaminaran con consecuencias fatales.

Dunner les aseguró a las viudas que la Fiscalía actuará con la mayor objetividad y que buscará los mejores medios disponibles para que se aclare la muerte de los ex trabajadores.

En la reunión participó Felipe Young, psicólogo de la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here