Finalmente se descartó que Rafael Garay se haya tratado en algún recinto médico de Chile, el supuesto cáncer cerebral que lo aqueja, esto según se desprende de la Orden de Entrada y Registro emitida por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, por petición del fiscal José Moreno y que permitió la entrada de las policías a los inmuebles del ingeniero comercial.

En el documento, además, se destapó otra mentira del dueño de Think & Co hacia su clientes, y es que al momento de anunciarles la liquidación de su compañía, Garay les aseguró que les pagaría una vez que retirara los fondos de una cuenta del Banco HSBC, sin embargo, se estableció que dicha cuenta jamás existió.

Paralelamente, información que emergió este martes confirmó que Garay habría abandonado la ciudad de Bucarest, para establecerse en otro paradero, aún desconocido, lo que trajo consigo todo un trabajo de la Policía de Investigaciones, junto a Interpol, para reubicar al imputado por supuesto delito de estafa y apropiación indebida, cuyo botín, hasta ahora ascendería hasta $800 millones.

DECLARACIÓN DE PAREJA CHILENA

A su vez, la pareja chilena de Garay, quien está embarazada, declaró ante la Policía de Investigaciones de Concepción, junto al Ministerio Público y entregó detalles de su relación con el ingeniero comercial, además del nombre de la mujer con la que supuestamente estaría en Rumania.

En la instancia, Antonella Torelli, comentó además que Garay “le dijo que el tratamiento no había resultado, que se sentía mal y que no valía la pena seguir con el proceso (contra el cáncer)”, y que además le preguntó por el estado y avance de su embarazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here