La tradicional cadena de venta de discos y que desde hace algunos años se dedicaba también a la comercialización de libros y películas, Feria Mix, cerró sus locales declarándose en quiebra.

“La sociedad Establecimientos De la Fuente se ha visto en la obligación de solicitar su propia quiebra, la que será presentada por nuestros abogados Leonel Stone Cereceda y Michael Niedmann Honour, a distribución en la Corte de Apelaciones de Santiago, dentro de las próximas horas, a objeto que todos los acreedores verifiquen sus créditos y sean pagados de conformidad a las normas de prelación de créditos”, dijo el gerente general de la empresa, Rodrigo De La Fuente, de acuerdo a lo informado por La Tercera.

“Por último me veo en la obligación de señalar que lamentamos profundamente esta difícil situación, sin embargo, luego de analizar exhaustivamente las cuentas de nuestras empresas, no es posible continuar con la operación ya que los costos financieros mensuales son inviables desde el punto de vista comercial”, indicó De La Fuente.

El cierre también afecta a las filiales Ticket S.A y Feria Music S.A.

La historia de un gigante de la música

Los primeros indicios de Feria del Disco aparecen en 1956, cuando Marta González decide instalar un puesto de venta de discos al interior de la tienda de electrodomésticos de su esposo, Humberto de la Fuente, ubicada en el centro de Santiago. Fue una de las primeras tiendas de música en Chile bajo el formato de autoservicio, ofreciendo los discos de manera directa a los consumidores en anaqueles y cajas.

Poco tiempo después de iniciar la venta de discos, el matrimonio De la Fuente-González abrió dos tiendas de música: Rochelle (ubicado en calle Monjitas) y Rapsodia (ubicada en la calle San Antonio). Esta última se trasladaría posteriormente a la calle Ahumada y cambiaría de nombre, convirtiéndose en Feria del Disco.

Durante las décadas siguientes, Feria del Disco inaugura nuevos locales en Santiago, e incorpora la venta de nuevas tecnologías de sonido. A mediados de los años 70 introdujo los cassettes y dos décadas después se convierte en una de las primeras tiendas chilenas en ofrecer CD. Ante la masificación del CD, Feria del Disco dejó de vender cassettes a inicios de los años 2000.

En 2006, con motivo de su quincuagésimo aniversario, Feria del Disco refundó sus tiendas, cambiando el nombre a Feria Mix, y añadiendo la venta de libros, videojuegos, entradas para conciertos y juegos de mesa. Dicha transición se completó en 2009, cuando la empresa abandonó definitivamente el nombre Feria del Disco.

Actualmente la venta de música representa sólo el 20% de los ingresos totales de Feria Mix, siendo superado por la venta de libros que integra el 25% de las ganancias anuales. En 2009 los ingresos totales de Feria Mix alcanzaron los 60 millones de dólares.[2]

El 28 de enero de 2014, la empresa se declaró en quiebra, anunciando el cierre de sus locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here