El oficial estadounidense Darren Wilson renunció a la policía de Ferguson, Misuri, cuatro meses después de haber matado a un adolescente negro que estaba desarmado y a una semana de que la justicia decidiera no imputarlo, reportó la agencia Associated Press citando al abogado de Wilson.

El asesinato a balazos el 9 agosto de Michael Brown, de 18 años, desató protestas que llegaron a ponerse violentas en el suburbio de St. Louis y encendieron un debate nacional en Estados Unidos sobre las relaciones raciales y el uso de la fuerza policial.

Los abogados de Wilson no estuvieron inmediatamente disponibles para hacer comentarios.

Reuters

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here