Este martes  se llevó a cabo la entrega de títulos de dominio de los comités de vivienda Marcela Paz y Mi Tierra 2, que agrupan a 216 familias de Frutillar. A pesar de que las viviendas fueron entregadas hace meses, los propietarios recibieron el documento correspondiente de manos de las autoridades que llegaron hasta el Centro Comunitario.
Antes del comienzo de la ceremonia se registraron algunos problemas, ya que se le indicó a un grupo de 48 propietarios que no podrían recibir sus títulos debido a que la fiscalización realizada indicaba que sus viviendas no estaban ocupadas. De acuerdo a lo señalado por el seremi de Vivienda , Fernando Gunckel, esto se debió a que en otros puntos se han detectado casos de mal uso de los inmuebles, lo que puede llevar a la pérdida de ellos por parte de los propietarios.
“Había una cantidad de familias que no estuvo presente durante la fiscalización que se realiza en todos los conjuntos habitacionales antes de la entrega de títulos, lo que a veces es atendible, debido a que estaban trabajando. Hay otros casos más complicados donde las familias recibieron las casas, corchetearon una cortina y volaron, con lo que la casa está abandonada”, indicó.
Tras el diálogo con las autoridades, se optó por traer un equipo desde Puerto Montt, para que verificara en terreno la situación de las casas, tras lo cual los propietarios pudieron recibir el documento correspondiente.
Por su parte, el alcalde Ramón Espinoza se mostró contento por el logro de las familias, pero señaló que la situación podría haberse corregido antes de la ceremonia.
“Las familias que tenían alguna dificultad, porque supuestamente no estaban ocupando la vivienda, no habían sido notificadas para concurrir al SERVIU a dar las explicaciones respectivas. Hay familias que están mejorando sus viviendas, otras que están por trasladarse por diversos motivos. En uno que otro caso puede darse que haya algún tipo de abuso de que no ocupen la vivienda todavía o la estén arrendando, pero son casos muy puntuales”.
Otro incidente que marcó el evento fue la presencia de activistas políticos entregando propaganda dentro del recinto del Centro Comunitario, a pesar del acuerdo existente en la comuna, por parte del Concejo Municipal y los comandos políticos de no realizar estas acciones en este tipo de actos. Los involucrados se retiraron rápidamente del recinto.

 

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here