El conflicto al interior de la familia Yarur por el caso de la venta de acciones del BCI en 1994 parece llegar a su fin. En un hecho esencial enviado a la SVS, Empresas Yarur (controladora de esa institución financiera) dijo que ha transigido a efecto de precaver un eventual litigio a causa de las acciones judiciales anunciadas por Jorge Juan Yarur Bascuñán por dicha operación.

En esa línea, la compañía dijo que accedió al pago de un monto global de US$ 98,8 millones, pagaderos hasta 2017 al demandante. En el documento, Empresas Yarur detalló que hoy canceló la suma de US$ 27 millones y que pagará US$ 13 millones el próximo 2 de mayo, US$ 13 millones más en mayo de 2015, otros US$ 13 millones en mayo de 2016 y US$ 10 millones en mayo de 2017.

Adicionalmente, esta transacción fue suscrita por Inversiones Petro, controladora de la compañía, y por Empresas JY S.A., nacida de la división de la empresa, y Luis Enrique Yarur Rey, los cuales se obligaron a pagar un total de US$ 22,8 millones.

El documento revela además que Yarur Bascuñán reconoció “la plena validez y cumplimiento de las antedichas operaciones de venta, renunciando a toda acción o derecho relativas a los bienes comprendidos en las referidas operaciones”.

Según el texto, “han concluido todas las controversias” y las partes “han renunciado a efectuar cualquier reclamo futuro que directa o indirectamente se refiere a dichas discrepancias”.

Por otra pafrte, a través de un comunicado se reveló que Jorge Juan Yarur Bascuñán y Luis Enrique Yarur Rey acordaron estudiar durante el 2014 la creación de una fundación con fines educacionales a la cual aportarán fondos en partes iguales y que constituirá un punto de encuentro de contribución conjunta a la sociedad chilena.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here