Guillermo Morales
Weitzler

(Reuters).- La esposa y dos hijas de un popular cantante folclórico que fue torturado y ejecutado en Chile días después del Golpe de Estado en 1973 presentaron una demanda en una corte federal de Estados Unidos contra un ex oficial militar chileno – ahora ciudadano estadounidense – al que acusan de perpetrar el asesinato.

Cementerio Parque Esperanza

La demanda civil, presentada el miércoles en Jacksonville, Florida, es un intento de la familia de Víctor Jara por llevar al ex teniente del Ejército chileno Pedro Barrientos a la justicia en Estados Unidos bajo dos leyes que le permiten a las cortes del país norteamericano escuchar alegatos de violaciones de derechos humanos cometidas en otras naciones.

El año pasado, fiscales en Chile acusaron a Barrientos y a otro oficial de matar a Jara y nombraron a otros seis cómplices. Cuatro oficiales militares en retiro fueron detenidos en relación con el caso.

Jara estuvo entre los miles de partidarios políticos del presidente de izquierda Salvador Allende ejecutados por el Ejército cuando el dictador chileno Augusto Pinochet buscó afianzar su poder tras el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Su muerte se convirtió en un símbolo de los abusos a los derechos humanos del régimen de Pinochet.

Barrientos, quien se mudó a Estados Unidos luego de que Pinochet abandonara el poder en 1990 y actualmente vive en Florida, ha negado haber tenido un rol en la muerte de Jara. La Corte Suprema chilena aprobó una petición de extradición en su contra que aún no es enviada a las autoridades estadounidenses.

La demanda alega que Barrientos torturó y ejecutó a Jara en un estadio deportivo 40 años atrás.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA